¿Vives o sobrevives? La diferencia entre una existencia apagada y una vida plena

Para muchos vivir y sobrevivir es lo mismo, estamos en el mundo, respiramos, suplimos nuestras necesidades básicas y cumplimos con una serie de actividades diarias. Pero realmente la vida va más allá de esto. 

Si bien es cierto que nos han enseñado que la vida se compone en nacer, crecer, reproducirse y morir, la verdad es que hay muchísimo más por hacer.

Y sobre todo existe una clara diferencia entre pasar los días y aprender a vivir la vida con plenitud. 

Es por esta razón que he creado este contenido con recomendaciones importantes para que tengas una vida llena de ánimo, buenas energías, armonía y sobre todo con plenitud. ¡Es posible y tú puedes alcanzarlo!

 

Sobrevivir significa atravesar los días cumpliendo con nuestras necesidades sin reparar mucho en nuestro espíritu y en nuestras energías. 

Supone ser una persona que avanza con poco ánimo, y con un bajo nivel de convicciones, es vivir sin tener un propósito o simplemente cumpliendo en modo automático con lo que nos piden.

Pero vivir es otra cosa, vivir supone ponerle color al día a día y hacer uso de las oportunidades tengan cosas positivas y negativas.

Vivir es entender que somos emocionales, es tener un sueño y plantearnos la meta de materializarlos. 

Cuando vivimos somos capaces de amar más y de sentir más, y aunque podemos exponernos a ciertas emociones realmente valen la pena, porque dan un sentido a nuestro paso por el mundo. 




¿Cómo vivir en plenitud?

Puede que te interese vivir y dejar de lado el sobrevivir, todo con la intención de tener un ritmo de vida emocionante y hacer que cada día cuente. 

Sin embargo, no podemos engañarnos, en la vida no todo es fácil ni hermoso, hay momentos muy difíciles que nos ponen a prueba.

¿Cómo podemos vivir en esos días?

Aprender a vivir en plenitud es posible, te dejaré algunos tips que me han ayudado muchísimo.

Visualiza todo en tu vida como un regalo

Haz de cuenta que la vida se compone de regalos, algunos son buenos y vienen en forma de grandes oportunidades. 

Otros en cambio no son tan agradables y pueden ponernos a prueba. En ti está la posibilidad de hacer uso de este regalo de forma inteligente. ¿En qué sentido?

Mirarlo como una lección de vida o como un aprendizaje, puede que sientas que hayas perdido, pero en realidad puedes utilizarlo como impulso para ganar.

Aprende a darle valor a las pequeñas cosas

No te dejes deslumbrar por cosas materiales, aunque puedan ser satisfactorias no siempre estarán a nuestro alcance.

Pero las pequeñas cosas de la vida sí están a nuestro alcance y tienen mucho que ofrecernos. 

¿Quieres vivir en plenitud?

Aprende a recibir y a regalar sonrisas, actúa de forma empática y agradece la empatía de los demás. 

Vive desde la bondad, aprecia la naturaleza, tu entorno y las maravillas de la vida que se encuentran en cualquier lugar. 

Aprende a encarar tus días de forma tal que la vida cobre sentido, no seas un sobreviviente más, cree en ti y atesora grandes momentos. 

También te puede interesar:  Como vencer la procastinacion.

 

Deja una respuesta