¿Te seduce la idea de trabajar desde casa?

trabajar desde casa

¿Estás considerando comenzar a trabajar desde casa?Tal vez es buen momento para cambiar tu actual empleo, o emprender por tu cuenta.

Pues no eres el único.

En los últimos años mucha gente ha migrado a este estilo de trabajo.

La modalidad de teletrabajo o trabajar desde casa como freelance ha tomado auge entre 2020 y 2021.

Según un estudio de la Universidad de Stanford  realizado por el economista Nicholas Bloom, la fuerza laboral en los EE.UU. ahora se ha desplazado en un 42% a los hogares.

Esto se debe en gran parte a la pandemia que sufre el planeta, pero este fenómeno ya se venía produciendo antes de su aparición, solo que ahora se ha acelerado.

De hecho, muchas empresas están comenzando a usar el sistema de trabajo semi-presencial, donde los trabajadores asisten a las instalaciones 2  o 3 días a la semana, mientras laboran desde casa el resto.

No obstante, también existen muchas personas que han logrado su anhelada independencia, multiplicaron sus ingresos y mejoron su estilo de vida al trabajar desde casa.

¿Te gustaría saber más al respecto?

Pues sigue leyendo…

¡Espera!

No le entregues la renuncia a tu jefe hasta que no conozcas algunos beneficios e inconvenientes de trabajar desde casa.

Aquí tienes una lista de las más resaltantes.

Se trata de la libertad de trabajar desde donde quieras.

         Ventajas de trabajar desde casa

Un horario más flexible: Una de las principales razones por lo que el teletrabajo ha incrementado su popularidad es que te ofrece una mayor libertad en cuanto al horario.

Muchos trabajos a distancia te permiten realizar tus labores a cualquier hora del día o dejar de trabajar un par de días para luego actualizar tu agenda.

Tiempo para ti y tu familia: Gracias a la flexibilidad horaria podrás dedicarle más tiempo a tus hijos, pareja, estudios, hobbies, deportes y cualquier otra actividad de tu interés.

Libertad de movimiento: En el caso de aquellos que trabajan por  internet, puedan mudarse a placer sin necesidad de cambiar su rutina.

Efectivamente, podrás ser capaz de hacer tu trabajo desde un parque o desde un hotel en Tahití sin ningún problema, siempre y cuando dispongas de una conexión constante y de buena velocidad.

Ahorrarás dinero: Ya no tendrás que gastar en combustible para el auto o en pasajes de transporte público. Además, podrás comer en casa e invertirás menos en ropa.

Mejor remuneración: A pesar de que no lo parezca, muchos de los que trabajan en casa cobran más que los que van a una oficina.

Esto se explica por mucho factores:

  • Asumen un riesgo mayor,
  • no gozan de tantos derechos laborales,
  • hacen trabajos especializados muy solicitadas en el mercado laboral,
  • manejan emprendimientos propios, etc.

Menos monotonía: La mayoría de los freelancers se involucran en proyectos de corta duración que, en promedio, solo duran unos 3 o 4 meses.

Esto les da acceso a un abanico más amplio de experiencias, lo que contribuye a una mayor satisfacción intelectual y disminuye el hartazgo que sienten muchas personas al hacer una labor repetitiva durante años.

Libertad al escoger clientes y colaboradores: Ya no tendrás que soportar jefes maniáticos o compañeros molestos.

Si eliges un trabajo freelancer tienes mayores posibilidades de escoger tu equipo y cambiarlos cada vez que no cubran con tus expectativas.

Desventajas del trabajo desde casa

Menos contacto humano: Si eres de esas personas a las que le gusta el roce social y el trato directo con tus colegas, entonces debes pensarlo dos veces antes de optar por este tipo de actividad.

Es muy probable que tu nuevo trabajo te exija pasar largas jornadas en casi total aislamiento o con muy poco contacto humano. Evalúa este aspecto seriamente.

Podrías caer en el sedentarismo: La falta de movimiento podría inducirte al sobrepeso, o si pasas mucho tiempo sentado es posible que comiences a sufrir de dolores de cuello o de espalda.

Sin embargo, esto lo puedes compensar tomando las medidas pertinentes: rutinas de ejercicios, una alimentación más sana, mejorar la ergonomía de tu puesto de trabajo, etc.

Perderás ciertas oportunidades laborales: Todavía existen empresas que prefieren y priorizan el trabajo presencial.

Así que debes prepararte para dejar pasar buenas oportunidades de empleo que no se adapten a tu nuevo estilo de vida.

Requiere de mayor disciplina: Tendrás que establecer y respetar tu horario de actividades.

También debes hacer que tu familia entienda que, a pesar de que estas en casa y en pijamas, no estas de vacaciones.

¡Estás trabajando!

Esto puede llevarte tiempo, esfuerzo y algunos roces.

Inestabilidad en el flujo de ingresos: Es probable que tengas períodos donde te sobre el trabajo y otros donde estés casi parado.

Esto ocasiona que tus ingresos varíen ostensiblemente en cantidad y regularidad.

Debes prepararte para la época de “vacas flacas” haciendo algún tipo de ahorros que te permitan sortear esos días flojos.

También puedes conseguir empleo fijo en empresas ya establecidas para que los pagos lleguen sin demora.

La búsqueda de clientes: Debes aprender a mercadearte y a promocionar tus habilidades para poder tener una buena cartera de clientes.

Investiga qué métodos y herramientas puedes utilizar para maximizar tu exposición en el mercado y obtener una clientela más abundante.

Los pagos: Este es quizás unos de los puntos más álgidos. Siempre corres el riesgo de que tu cliente no pueda (o no quiera) cancelar su factura.

Para aminorar esta incertidumbre deberás perfeccionar tus métodos de selección de clientes y de cobro.

La comunicación: Si trabajas de manera remota para una empresa seguramente afrontarás desafíos para subsanar dificultades en el intercambio de información y en el cumplimiento de gestiones administrativas.

Nunca será igual poder hablar y debatir con tu jefe y compañeros en vivo que a través de un ordenador.

Empero, la comunicación puede mejorarse si se emplean las estrategias y los medios adecuados.

Cómo te habrás dado cuenta, trabajar en la comodidad de tu hogar implica ciertas incertidumbres, pero también te abre un mundo de posibilidades y oportunidades que no habrías soñado estando detrás de un escritorio.

¿Qué piensas?:

¿Te atreverías a dar el primer paso para cumplir tu sueño de trabajar desde casa?

Déjanos tu comentario y dinos si esta información te ha sido de utilidad.

Si quieres saber más sobre este interesante tema visita nuestros artículos relacionados.

Si quieres informarte sobre la profesión de copywriter, pincha en el siguiente enlace.

Si quieres informarte sobre la profesión de asistente virtual, pincha en el siguiente enlace.

Esta entrada tiene un comentario

Deja una respuesta