Respiraciones de yoga para calmar la ansiedad

El estrés y la ansiedad son verdaderos problemas capaces de limitar nuestro estilo de vida. En mi caso, al experimentar estrés me costaba trabajo mantener la concentración. Por suerte, conocí sobre las respiraciones de yoga y sus beneficios para el control de la ansiedad. Desde entonces he reducido las demoras con ciertas actividades del día.

Me propuse investigar al respecto y obtuve información valiosa.

Incluso la Facultad de Medicina de Harvard aconseja las prácticas de yoga y la respiración consciente. Pues, este tipo de actividades han demostrado ser idóneas para combatir el estrés, fomentar la calma y mucho más.

Cuando los signos de la ansiedad se manifiestan, tanto la mente como el cuerpo se ven afectados.

Pero, las respiraciones de yoga aportan un control  efectivo sobre estas situaciones negativas. 

Al respirar de forma consciente y combinar con posiciones de yoga, la mente descubre cómo calmarse.

Ambos factores influyen para controlar la ansiedad, y esto trae consigo beneficios importantes para tu salud. 

Ejercicios de respiraciones de yoga

Cuando me inicié en el yoga no sabía qué esperar, No tenía la certeza de obtener buenos resultados.

Pero, los beneficios obtenidos han superado mis expectativas.

Es por esto que quiero compartir algunos ejercicios de respiraciones de yoga que me resultan muy útiles.

Respiración equitativa

Es uno de los ejercicios de respiraciones de yoga más prácticos, te brindan resultados efectivos para disminuir la ansiedad.

Para ello, es válido adoptar la posición de savasana de yoga.

Se basa en recostarse de espaldas sobre la esterilla, situando las manos sobre el vientre.

La respiración equitativa consiste en inhalar por la nariz contando cuatro segundos, y exhalar en el mismo lapso de tiempo.

Luego de poner en marcha esta técnica me di cuenta que surtió efectos positivos para ayudarme a conciliar el sueño.

Respiración abdominal

Se trata de una técnica de respiración de yoga bastante común, y sencilla de realizar.

Para ello, puedes adoptar la postura del yoga conocida como Sukhasana, es básicamente sentarse con las piernas flexionadas.

Para aplicar la respiración abdominal debes situar una mano en el pecho y otra en el abdomen.

Seguidamente, tienes que inhalar por la nariz, concentra tu atención en sentir como el diafragma se hincha y retorna a su tamaño. Es recomendado realizar entre 5 y 10 respiraciones en cada sesión.

Postura del yoga conocida como Sukhasana.

¿Te animas a probar estas técnicas de respiraciones de yoga?

Dentro de sus beneficios destaca la relajación, estimulación del autocontrol, mejoras en el estado de ánimo y por supuesto disminución de la ansiedad.

 Y ya sabes, te leo en los comentarios, por si quieres compartir tu visión, o en este caso tu experiencia con el yoga.

Notas relacionadas:

El eneagrama. Qué es y cómo puede ayudarte