¿Qué haces si te sientes insatisfecho, aunque lo tienes todo para ser feliz?

Pasamos mucho tiempo de nuestras vidas buscando la felicidad y creyendo que al lograr ciertas cosas nos sentiremos finalmente felices.

Pero no reparamos en que podemos vencer a la insatisfacción y aprender a ser feliz día a día. 

Sentirse vacío es algo muy complicado, sobre todo porque nos limita para cumplir con nuestros propósitos.

Y es incluso más difícil cuando lo tenemos todo para ser felices y aun así no logramos serlo. 

¿Por qué ocurre esto?

Y lo que es más importante, ¿cómo podemos salir de esa situación?

Te contaré todo lo que necesitas saber a continuación.

En ocasiones no nos damos cuenta de que lo tenemos todo para ser felices, tenemos una vivienda, familia, amigos, una ocupación, incluso puede que no lo tengamos todo, pero sí lo suficiente para sentirnos felices. 

Entonces, ¿por qué cuesta tanto dejar de sentir insatisfacción?

Existen varias causas, sin duda está asociado con los estigmas que tenemos frente a ciertas situaciones, el mundo nos impulsa a ir por más e incluso a ser perfeccionistas, pero la verdad es que no hay perfección posible que podamos alcanzar.

Los siguientes son otros factores relacionados con la insatisfacción:

  • RUTINAS: si has caído en una rutina posiblemente no te sientas feliz, las rutinas pueden resultar abrumadoras, no olvides darle algo de color a tu vida, busca tiempo para ti.
  • TIEMPO: más bien, falta de tiempo o nuestra poca capacidad para gestionar mejor este valioso recurso. Sentirnos comprometidos y cumplir con los compromisos a duras penas nos pueden complicar sentir plenitud.

 

 

Como aprender a ser feliz

Existen algunas recomendaciones que pueden ayudarte a ser feliz, porque esto depende de nosotros mismos.

Primero debes saber que el hecho de tener estabilidad emocional para verle el lado bueno a las cosas, no quiere decir que mágicamente todos tus problemas desaparezcan.

Pero, desarrollarás herramientas indispensables para sentirte bien contigo y con el medio que te rodea, y eso no tiene precio. 

Acá van algunos consejos:

BUSCA TIEMPO PARA TI

¿Tienes un buen empleo? ¡Eso es genial! Pero intenta conseguir un balance, no dejes que tu día a día se centre en eso porque estarás dejando de lado tus aficiones.

Si dejas que esto pase te irás apagando y por más que tengas razones para sentirte feliz te costará muchísimo trabajo.

Invierte en ti, apúntate en un curso sobre alguna actividad que disfrutes, por ejemplo un taller de repostería o clases de yoga.

DESARROLLA LÍMITES 

A veces nos llenamos de cargas por situaciones que no se asocian realmente con nosotros, el nivel de desgaste emocional que esto causa es tremendo.

Es muy importante querer ayudar al prójimo, pero aprende a establecer tus límites. Apoya siempre y cuando esto no te afecte o te cargue de compromisos que realmente no querías asumir. 

ASUME LOS CAMBIOS 

La vida no siempre es de una u otra manera, es más bien una mezcla de sucesos y oportunidades.

Es importante que tu personalidad pueda asumir los cambios de forma cómoda, de lo contrario te costará trabajo sacar provecho de lo bueno y aprender de lo malo.

Recuerda que no podemos controlar nada, evita el perfeccionismo y dedícate a vivir con plenitud e intensidad, haz que cada día sea de aprendizaje y de buenas energías. 

Si has disfrutado con este articulo te animo a leer: Que es la felicidad y que tres barreras te apartan de ella.

 

 

Deja una respuesta