¿Qué es la dieta keto?

La dieta Keto o dieta cetogénica fue utilizada en pacientes pediátricos que cursaban con crisis epilépticas durante la década de 1920.

Luego con el desarrollo de los fármacos antiepilépticos la dieta quedo relegada.

No fue sino hasta 1970 que se utilizó como propuesta de un régimen alimenticio terapéutico en pacientes con sobrepeso y obesidad.

Tuvo un momento de esplendor durante el 2019 cuando salió a la luz el caso de Alfie Evans.

Alfie Evans era un niño ingles de 22 meses de edad con una grave patología neurovegetativa, quien aparte de tratamiento farmacológico fue sometido a la dieta cetogénica y ahora vuelve a tomar su auge.

La Dieta Keto puede definirse como aquella dieta alta en grasas, adecuada en proteínas y baja en carbohidratos lo que va a producir una cetosis en el organismo.

El estado de cetosis no es más que un punto en el que el cuerpo se queda sin las reservas necesarias de energía y recurre entonces a las grasas para transformarla en combustible.

En su uso se demostraron beneficios cardiovasculares, disminución de la presión arterial y una menor resistencia a la insulina.

Podría tener efectos anticancerígenos ,además de otros beneficios en el sistema nervioso central.

La Dieta Cetogénica debe ser individualizada y con la exigencia de un seguimiento estrecho por parte de un médico experto.

Dieta Keto, ¿Cómo hacer para que sea efectiva?

La Dieta Keto clásica es rica en grasa, es una dieta baja en carbohidratos y de adecuadas dosis de proteínas y debe ajustarse a las necesidades energéticas de cada individuo.

Normalmente se utiliza una relación expresada en ratios 3:1 y 4:1, es decir que por 3 o 4 gramos de grasa se indica 1 gramo de proteína y carbohidratos.

Sin embargo esto puede ser modificable de acuerdo a la respuesta y los resultados alcanzados por el paciente en la producción de cetonas.

También el especialista puede modificar el contenido de grasa en función de las necesidades de cada paciente.

Como empezar la dieta keto

Si hay algo que se debe destacar es que la Dieta Cetogénica no debería ser la primera opción para aquellos que deseen perder algunos kilos de más.

Esta solo debe ser utilizada en personas seleccionadas y bajo estricta supervisión médica, y dependiendo de los objetivos puede adaptarse a las circunstancias específicas de cada individuo.

La planificación consta de una evaluación previa dirigida a:

Determinar si existen contraindicaciones o alguna circunstancia de riesgo de complicación.

Las contraindicaciones absolutas incluyen enfermedades metabólicas como la Diabetes Mellitus y las dislipidemias (cifras elevadas de colesterol y triglicéridos), problemas de riñón, hígado o páncreas.

Valorar los antecedentes y aspectos clínicos del individuo referente a su estado de nutrición.

Planificar pruebas complementarias para explorar el estado basal de la persona, el riesgo de complicaciones y las posibilidades de prevención.

Debes ser evaluado por un médico especialista antes de optar por la dieta keto.

Fases de la dieta cetogénica

La dieta keto muy baja en calorías cumple con tres fases importantes:

  • Una fase activa que obliga al organismo a entrar en cetosis,
  • Seguida de una estabilización metabólica,
  • Por último una etapa de mantenimiento.

El tiempo de la dieta dependerá de los objetivos a lograr por el individuo

Fase Activa: Suele ser la más dura, se consumen entre 700 y 800 kilocalorías al día y entre 30-50 gramos de carbohidratos al día.

Hay quienes suelen asociar un ayuno que consiga alcanzar un estado de cetosis en el cuerpo para luego iniciar la segunda fase o dieta completa.

Aumento progresivo: Esta viene a ser una segunda parte de la primera fase en donde se reintroducen las proteínas de forma gradual pero con el valor de los carbohidratos aun muy bajos sin necesidad de ayuno previo al comienzo

La segunda y tercera fase consta de un aumento de los carbohidratos de forma gradual y la ingesta de calorías pasa de ser baja a ser de forma habitual.

Hay quienes combinan la dieta cetogénica con el ayuno intermitente donde se obtiene como beneficio una pérdida de peso de forma más rápida, disminuirá el apetito y cambiara el metabolismo del organismo.

Este tipo de combinaciones deben hacerse a corto plazo por ser una dieta muy restrictiva y posterior a ella mantener un régimen alimenticio adecuado.

Según estudios publicados se demuestra que la dieta cetogénica consigue una pérdida de una media de 10 kilos que se logra desde la primera fase hasta 4 semanas después y puede mantenerse por dos años si el paciente cumple un régimen alimenticio adecuado.

Y varias opiniones afirman que reduce el índice de masa corporal y la medida de cintura.

¿Qué alimentos consumir en una dieta keto?

Saber que alimentos comer es fundamental en una dieta cetogénica para principiantes.

Lo principal es comer alimentos reales bajos en hidratos de carbono (alimentos keto) y como regla básica se pueden utilizar alimentos con menos de un 5% de ellos.

Carne: No se necesita ser ingerida en grandes cantidades, ya que la dieta cetogénica es alta en grasa y no alta en proteínas, por lo tanto una baja cantidad de carne procesada es suficiente.

Huevos: Pueden ser fritos en mantequilla o de la forma que se prefiera, su ingesta es muy baja en carbohidratos y a la vez rica en proteínas importantes como la albúmina.

Pescado y Mariscos: Son una fuente excelente de suministro de grasas y aún más si se escoge el salmón.

Verduras: Suelen utilizarse aquellas de hojas verdes como el aguacate, el calabacín, el brócoli y la coliflor. A la hora de escoger, la mejor opción son aquellos vegetales que crecen por sobre la superficie de la tierra, ya que contienen bajas dosis de carbohidratos.

Lácteos: En este punto hay que tener cuidado debido a que los lácteos son ricos en grasa, como la mantequilla, pero en presentaciones como la leche suelen presentarse altas dosis de azúcar lo que no está indicado en la dieta keto.

Bebidas: Agua, café sin azúcar, té o mate.

Nota: La dieta keto es una dieta desequilibrada en macro y micronutrientes, suele ser particularmente deficiente en vitaminas del grupo B, vitamina D y calcio por tal motivo es recomendado la suplementacion al menú de la dieta cetogénica un multivitamínico/mineral completo, libre de hidratos de carbono y la adición de calcio y vitamina D.

Si te interesa este tema, no te puedes perder el artículo sobre el ayuno intermitente.

Deja una respuesta