Jade, el arte de la pureza y la sabiduría

El Jade es una piedra que se puede encontrar en diferentes tonos como: verdes, marrones, blancos, rojos, amarillos o lavanda.

Así que se puede utilizar para trabajar con distintos chakras, según el color del que dispongamos.

  • Jade luna: jade blanco: fertilidad, pureza y amor.
  • Naranja: trae alegría, conecta a todos los seres.
  • Lavanda: aporta paz interna y calma, atrae el amor, la buena salud y te ayuda a manejar las emociones.
  • Negro: te protege y aleja de la negatividad.
  • Jade celeste: paz y reflexión, y energía positiva.
  • Tonos de jade verde: conexión con la naturaleza y por lo tanto con la vida, ahuyenta los estados de irritación.
  • Verde Imperial: poder y estatus.

El jade nos conecta con la energía de la tierra, y controla nuestros instintos físicos.

Su nombre proviene de un término en latín, que traducido sería algo así, como “piedra del riñón”, esto se debe a que sus propiedades curativas se relacionan principalmente con este órgano.

En la cultura china, el jade simboliza las cinco virtudes de la humanidad: sabiduría, justicia, compasión, modestia y valentía.

Así que la utilizan para mantener el equilibrio emocional, el amor, la fidelidad, la humildad, la generosidad, la armonía, la valentía, la sabiduría, la justicia y la misericordia.

En chino, “jade” (yü) se emplea para referirse a una piedra hermosa y delicada, de color cálido y lustroso, y tallada con destreza y primor.

Esta piedra representa la nobleza, la perfección, la constancia y la inmortalidad.

Durante miles de años, el jade ha estado unido a las vidas de los chinos y para ellos es la más valorada de todas las piedras preciosas.

Para los Mayas esta gema protege al cuerpo de enfermedades del riñón y afecciones de la vesícula.

Y en la cultura egipcia utilizaban un elixir preparado con jade para diferentes tipos de sanaciones.

El jade se conoce como «andrógino»,que tiene un pulso constante y moderado de energía curativa.

¿Qué puede hacer por nosotros a nivel físico?

Es bueno para la piel los huesos, las articulaciones y protege el corazón.

Fortalece las defensas y el funcionamiento renal.

Si quieres trabajar este aspecto colocalo sobre el ombligo, entre los chakras (Manipura y Svadhisthana), todos los días durante 10 minutos.

Cuida del aparato reproductor femenino, mejora la fertilidad y ayuda a los problemas menstruales.

Beneficios a nivel emocional y espiritual

Te ayuda a recordar sueños.

Equilibra las emociones y te da paz interior.

Para recibir paz y sabiduría debes ponerme en el chakra del tercer ojo (chackra Ajna), justo en medio de tus cejas, también todos los días 10 minutos.

Suaviza el estrés y la sobrecarga emocional.

Nos ayuda a deshacernos de los pensamientos y la energía negativa.

Para trabajar y eliminar de tu vida el rencor y la negatividad, dispón un Jade sobre tu corazón durante 10 minutos y concéntrate en esos sentimientos para soltarlos de tu vida.

 

Limpieza y purificación

La mejor acción para su limpieza es utilizar incienso de sándalo Jerusalén y pasar el humo de incienso por ella siete veces.

Si la gema está pulida puedes hacer la limpieza con agua y sal.

Como esta piedra favorece el contacto con la sabiduría y nuestro mundo interior. Lo ideal es llevar un colgante, este debería ser un collar que caiga lo más cerca posible del corazón para activar Anahata.

Existen infinidad de artículos hechos con jade, como mascarillas de cristal de jade para tonificar el rostro , rodillos y guashas de jade para masaje facial y corporal, que te dejaran la piel luminosa y rejuvenecida, incluso peines para activar el cuero cabelludo.

El rodillo de jade, mejora la circulación sanguínea, da elasticidad a la piel, reduce la hinchazón y las arrugas, atenúa las ojeras.

¿Te apetece que te cuente mas sobre estos maravillosos y practicas objetos de jade?

Te recomendamos leer:

Obsidiana Nevada de la sombra a la luz

Deja una respuesta