Dos palabras mágicas que te llevaran lejos: Póntelo fácil

Hay cosas en la vida que amamos hacer, casi parece que nacimos para ello y disfrutamos incluso si nos conlleva cierto esfuerzo.

Pero, también hay cosas que no compaginan con nuestros gustos o incluso que no nos gusta hacer para nada.

Aprender a ponértelo fácil puede ayudarte a identificar tus habilidades y sobre todo influye en el alcance de tus propósitos.

Pero sobre todo, es una técnica de gran valor si quieres desarrollar hábitos saludables manteniendo motivación en el proceso.

Te contaré todo sobre estas palabras mágicas; póntelo fácil.

Descubre los beneficios de no complicarnos para alcanzar grandes metas.

Ponerte las cosas fáciles consiste en buscar una mejor manera para digerir las responsabilidades sin que esto tenga un impacto negativo en nuestra motivación.

Imagina que tienes que realizar un proyecto sobre finanzas y conlleva a un montón de palabras técnicas pero tú no disfrutas trabajando con esos temas.

Si realmente debes sacar el proyecto adelante puedes ayudarte poniéndote las cosas más fáciles.

Si algo te cuesta trabajo o sientes que te cansa o que te aburre puedes analizarlo con otra perspectiva para que te empiece a causar motivación y puedas desarrollar tu labor sin inconvenientes.

Haz que tus actividades sean agradables

Existen actividades que simplemente no queremos hacer, ya sea porque nos parece complicado o porque nos sentimos cansados de la rutina.

Pero si es parte de nuestros compromisos no podemos hacer caso omiso, aunque tampoco es recomendado que hagamos un uso excesivo de nuestra voluntad.

Así que el punto intermedio consiste en ponerse las cosas más fáciles de lo que aparentan ser. Para ello debes hacer de cuenta que la actividad es agradable.

¿Cómo lograrlo? Puedes crear un ambiente dinámico y agradable, por ejemplo con tus canciones favoritas.

También puedes proponerte hacer algo que disfrutes al terminar tu actividad, como comer algo que te gusta o dar un paseo.

Busca compañía para motivarte

Si tienes amigos que se relacionan con tus actividades no dudes en invitarlos a que te hagan compañía mientras te enfrentas a tu compromiso.

Seguramente este tipo de apoyos te den más motivación y puedas sumergirte en tu compromiso de manera más cómoda incluso dando paso a mejores resultados.

Además, esto puede ser estimulante para dejar de lado tu rutina. En ocasiones cuando hacemos actividades repetitivas nuestro cuerpo comienza a agotarse.

Sal de tu entorno de vez en cuando

Puede que la rutina te haga ver que las tareas son más complicadas de lo que realmente son. Pero tú puedes evitar que esto te afecte. Una importante recomendación es variar tu espacio de trabajo algunas veces.

Decide salir de casa, trabaja en una biblioteca o en una cafetería. Esto no solo te ayudará a ponerte las cosas más fáciles, sino que puede concederte una buena dosis de motivación.

Por lo tanto, tómalo en cuenta si sientes que hay alguna actividad que estás postergando, puedes buscar la forma en que luzca más agradable. ¡Ánimo!

Articulo relacionado: La actitud que envenena nuestra vida.

Deja una respuesta