Diseña la vida que necesitas,
no la que has soñado

Según algunas estimaciones científicas, a partir del año 2030 los avances científicos le sumarán 12 meses a nuestra vida por cada año que ya hayamos recorrido.

Esto quiere decir que quienes en este momento tenemos entre 20 y 50 años, podremos alcanzar los 120 o más según los nuevos índices de longevidad.

La pregunta es ¿Has pensando que hacer con todos esos años que te quedan por vivir? ¿Le has dedicado tiempo al diseño de tu vida o solo subsistes en un flujo de eventos caóticos y sin planificación?

Las personas nacidas antes o en la generación de los Baby Boomers (compuesta por los nacidos entre 1946 y 1964) parecían estar muy seguras de su rol en la vida y de las metas que deseaban lograr, quizás en parte por vivir en un mundo mucho más limitado en información y, comparativamente, lento en cuanto a cambios tecnológicos, sociales, políticos, etc.

La ultra dinámica realidad actual parece habernos dejado descolocados y cada vez es más frecuente encontrar personas que parecen sentirse perdidas en la vida o que llevan existencias muy lejanas a sus expectativas y sueños más anhelados.

¿Te gustaría hacer algunos cambios en tu vida para lograr acercarte cada vez más a esas metas que deseas pero que ves muy lejanas?

Entonces te invitamos a seguir leyendo este artículo en el que te proponemos algunas técnicas para descubrir cómo cambiar el enfoque de tu vida.

¿QUÉ QUIERES EN TU VIDA?

Aunque pareciera ser una pregunta sencilla, quizás esta sea la interrogante más difícil de responder por la mayoría de las personas.

Las respuestas más frecuentes son:

¡Dinero!: Muchas personas desean tener el dinero suficiente para asegurar una vida plena con todas sus necesidades materiales cubiertas, aunque paradójicamente no saben exactamente como quieren ganarlo, conservarlo y emplearlo.

¡Quiero ser feliz!: Aunque parece una meta muy lógica y loable, tampoco existe claridad en cuanto a que se necesita para lograr serlo ni hay un plan concreto para alcanzar esos objetivos.

Sustituye estos conceptos borrosos por metas concretas.

Quizás desees cambiar de trabajo, iniciar tu propio negocio, trabajar horas al día, hacer más deporte, bajar de peso, tener más tiempo libre, salir de una relación disfuncional, conseguir el amor de tu vida, viajar por el mundo o simplemente trabajar desde casa para pasar más tiempo con tus hijos.

No importa cuales sean tus motivaciones, lo importante es que tengas un destino lo más definido posible para poder dar el primer paso en tu viaje hacia él.

Recuerda que en muy pocas ocasiones lo que buscas llegará a tocar a tu puerta sin que hagas un esfuerzo.

¿ESTÁS SEGURO DE LO QUE QUIERES?

Casi nadie tiene una imagen clara de lo que desea en su vida.

Casi nadie tiene una imagen clara de lo que desea en su vida. Desde pequeños nuestros padres, maestros, familiares y amigos nos han mostrado el camino que se supone debemos seguir para encontrar esa etérea idea que tenemos de la felicidad.

El problema es que lo que hace feliz a una persona no necesariamente le sirve a otra. No existen recetas infalibles.

De hecho, el camino que se nos pide recorrer promete más seguridad que felicidad, lo que a menudo termina en una crisis existencial cuando la realidad “segura” que vivimos difiere tanto de nuestros sueños iniciales.

Las personas se sienten atrapadas en una existencia que no desean,  ni saben con certeza lo que buscan en la vida.

Hasta que se preguntán: ¿Cómo es que he llegado hasta aquí? ¿Cómo puedo salir de este callejón sin salida? ¿Por qué no puedo avanzar?

La respuesta puede ser un tanto inquietante: una parte de ellos no quiere cambiar. Desean permanecer en su estado de confort mediocre por muy insatisfactorio que pueda ser mientras les garantice cierta tranquilidad, aunque pueda ser ilusoria.

Ante la incertidumbre, es mejor la inmovilidad; o por lo menos así lo entiende nuestro subconsciente y, desde el punto de la mera sobrevivencia,  tiene mucho de lógica; pero es un ancla para nuestra realización.

No cabe duda que la seguridad es un factor muy importante en la vida; sin embargo, está asociada indefectiblemente a una de las emociones más tóxicas si no es correctamente gestionada: El miedo.

EL MIEDO

El miedo es una de las emociones más básicas y primitivas. Su función es mantenernos vivos y en el mejor estado el mayor tiempo posible.

Muchos de nuestros miedos están basados en peligros reales que pueden poner en riesgo nuestra vida, salud, integridad o libertad; y desde este punto de vista es muy beneficioso.

Empero, cuando el miedo se desboca e inunda nuestra mente con imágenes dolorosas, aterradoras o paralizantes de sucesos poco probables o fuera de un contexto real, entonces se transforma en uno de los enemigos más acérrimos de nuestra felicidad.

Una de las formas más eficaces de lidiar con este adversario es ir quitándole terreno.

Debilitar al miedo a través de una planificación que, paso a paso, vaya reduciendo la incertidumbre de la cual se alimenta. Debes ir reduciendo al mínimo los argumentos negativos que te presenta, rebatelos con un sólido razonamiento positivo basado en un proyecto de vida coherente y bien cimentado.

La tarea no es sencilla y debes saber que el miedo jamás desaparecerá por completo, pero puedes hacerlo menguar hasta que ya no tenga poder para paralizarte.

Es probable que tengas que hacer ajustes a medida que avances en tu plan para poder adaptarte a los obstáculos que de seguro vas a encontrar

¡Pero ya cruzarás esos puentes cuando llegues a ellos! Lo importante es que has iniciado el viaje.

REDUCIENDO LA INCERTIDUMBRE:

Es muy importante, tener claro hacia donde queremos dirigir nuestros pasos

A continuación te presentamos algunas herramientas que te pueden ser útil para redescubrirte y abatir el miedo al cambio:

1.  Conócete

Los sabios de la antigüedad sabían que solo aquellos que tienen bien en claro cuáles son sus fortalezas y debilidad pueden alcanzar el éxito, ya que nos permite plantearnos metas realistas y hacer un esfuerzo extra para subsanar aquellas falencias que nos impiden avanzar.

2.  Proyéctate en el tiempo

¿Cómo te ves viviendo dentro de 5, 10 o 20 años? ¿Dónde te gustaría estar o con quién? ¿Qué empleo desearías? Tener una idea de lo que esperas a corto, mediano y largo plazo puede ayudarte a aplicar las medidas necesarias para lograr esos escenarios que anhelas.

3.  Determina lo que NO quieres en tu vida

Puede que parezca contradictorio, pero si no sabes lo que quieres para tu vida, te sugerimos hacer una lista de lo que quieres evitar o eliminar de ella.

El objetivo, no es fijarnos en esos puntos, sino darles vueltas para saber que te gustaría hacer. Por ejemplo: “No quiero seguir siendo dependiente económicamente”, entonces lo más probable es que siempre hayas querido ser tu propio jefe e iniciar tu propio negocio.

4.  Escribe tus metas

No es suficiente con hacer una lista mental de tus metas.

¡Escríbelas!

Llevar un diario o cuaderno de objetivos tan sólo te llevará unos minutos pero te ofrecerá una mayor claridad en cuanto a tus reales anhelos.

Además, puedes anotar las estrategias que seguirás para obtenerlas.Final del formulario

También puede plantear diversos escenarios con sus pros y contras. Por ejemplo: Si deseas cambiar de empleo, podrías:

  • Renunciar hoy mismo a tu trabajo.
  • Empezar a ahorrar para establecer un negocio que tienes en mente.
  • Buscar socios potenciales.
  • Conseguir empleo en el extranjero.
  • Prepararte académicamente para cambiar de actividad.

Quizás algunos de estas estrategias puedan ser contradictorias o requieran ser ordenadas según tus prioridades, pero lo que se busca es explorar nuevas posibilidades por muy disparatadas o improbables que puedan parecer a priori. Expectativas frescas suelen generar nuevas ideas.

5.  Cuestiónate

Hazte algunas preguntas e intenta responderlas de la manera más sincera. No piensen en lo que deberías hacer o ser según las expectativas de otros, sino desde tus más íntimas emociones y sentimientos.

Deshazte de todo tipo de prejuicios y preconceptos. Pregúntate:

  • ¿Qué es para mí el éxito?
  • ¿Qué es para mí lo más importante?
  • ¿Cómo quiero que me recuerden cuando ya no esté en este planeta?
  • ¿Con qué tipo de pareja quiero vivir?
  • Si supiera que voy a morir en una semana ¿Qué haría o con quién pasaría mis últimos días?
  • Si pudiera vivir en cualquier parte del mundo ¿Dónde escogería tener mi hogar?
  • Si no tuviera que trabajar para vivir ¿Qué actividad escogería hacer?
  • Si pudieras retroceder el tiempo 10 años ¿Qué cosas hubiera hecho diferentes?

La lista de preguntas es casi infinita. Pon a prueba tus limitaciones mentales, fuerza las fronteras de tu imaginación para ampliar tus horizontes.

1.    NO PIERDAS EL TIEMPO

Las nuevas tecnologías informáticas nos ofrecen una amplísima gama de maneras de gastar nuestro tiempo inútilmente. Ver televisión o pasar largas horas revisando las publicaciones de tus contactos en Facebook son actividades que no te llevarán muy lejos.

En el diario que te hemos recomendado iniciar, haz una lista de actividades relacionadas con las metas propuestas (hacer un curso de inglés, inscribirte al gimnasio, aprender a manejar un nuevo programa informático o a tocar un instrumento, etc.) o que te hagan crecer como persona y amplíen tu rango de dones.

2.  INSPÍRATE

Seguramente muchas personas han recorrido sendas muy parecidas a las que quieres iniciar. Busca inspiración en la vida de hombres y mujeres notables que hayan sido exitosos en esos aspectos que quieres cambiar en tu vida.

Te sorprenderá saber cómo cada uno de ellos logró vencer increíbles dificultades para la consecución exitosa de sus objetivos.

PARA FINALIZAR …

Reza el viejo refrán:

“El más largo viaje comienza con un paso”.

Si realmente quieres cambiar tu realidad entonces pon en práctica los sencillos consejos que hemos recopilado para ti.

La mayoría de ellos no te llevará mucho tiempo ni esfuerzo, pero te abrirán la puerta a un mundo de posibilidades que quizás nunca hayas explorado.

Si quieres aprender otras técnicas para diseñar esa vida que deseas o profundizar en las que ya conoces, entonces te sugerimos que le eches un ojo al siguiente artículo:

Sankalpa. Afirmaciones que transforman tu vida

“El más largo viaje comienza con un paso”.